miércoles, 13 de julio de 2016

LA MEMORIA PERDIDA -A mi dulce amiga Matilde-


Se cierra el espacio de la memoria,
entonces...
Todos los días son nuevos,
aunque todas las caras se desvanecen.
Ella intuye que me conoce,
deja que bese su frente,
prende mi brazo con firmeza
mientras me dice...
"Si me dejaras aquí sola, me quedaría quieta y lloraría"
Le digo que no la dejaré nunca sola,
que no tiene sentido, que sin ella,
yo también lloraría perdida
en la calle de la gente que sabe quien soy,
pero me ignora.
entre el tráfico sin saber hacia dónde ir.
Y su sonrisa es un regalo,
su brazo se aferra al mío y vuelve a preguntarme
¿Por qué no me acuerdo?
La contesto como siempre,
con las mismas palabras,
con iguales acentos.
"Porque así todos los días son nuevos,
todos los estrenas por primera vez.
Mira, los míos son viejos,
los tengo repetidos en la memoria y en el alma".
Juntas regresamos,
ella asombrada -como todos los días-
de la amplitud de las aceras,
de lo familiar del paseo,
yo del camino de su sonrisa,
aferrada a la barandilla de sus emociones,
siempre recién estrenadas,
como su traje nuevo de entonces,
en aquellos lejanos Domingos de Ramos.




 imagen; google

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada