lunes, 7 de mayo de 2018

MESA PARA DOS

Me gustaba pensar en ti,
desnudarte en silencio,
a cámara lenta.
Puntear con los ojos,
las hermosas curvas de tu cuerpo,
culmen de la armonía,
de tu agraciada naturaleza.
Saborear el tacto de tu piel,
en la memoria de mis manos,
dándome el placer de,
saberte entregada al mío,
para luego saciarme en ella,
abrasándome en tu calor,
arrastrándote conmigo al delirio,
de una pequeña muerte plena,
en el placer del encuentro.
cuerpo a cuerpo.
Ahora me gusta,
paladear el recuerdo,
saciar mi hambre de ti,
en la mesa de la memoria,
con la copa llena de besos en la mano,
esperándote en ésta mesa para dos,
que aún hoy, tenemos reservada,
en el restaurante de la vida.


Imagen: película Carol

domingo, 29 de abril de 2018

SIN PERDÓN

No nos perdones el engaño.
Crece y maldicenos,
porque te hemos mentido.
Hemos hecho las armas,
que han destruído tu casa,
tu colegio,
tu hospital,
las que han roto tu infancia,
y a cambio,
hemos comprado televisores más grandes,
móviles mucho más caros,
tirado la comida que a ti te falta,
ido de vacaciones allí donde han muerto
los que buscaban una "libertad" inexistente.
No nos perdones,
porque creíste encontrar los brazos abiertos
y estás en un "jaula" que hasta que no crezcas,
no entenderás y cuando lo entiendas,
sin duda, no habrá manera de que nos perdones.


Imagen: google 


sábado, 31 de marzo de 2018

¡¡ESCRIBIR, ESCRIBIR !!

Cansancio de la palabra,
retumbando en la mente.
Llamando a la puerta de mis dedos,
imperativa dándome órdenes,
imponiéndose para que la traslade
a un papel o al aire.
Cansancio del "para nada"
y seguir mandándo,
escribir y escribir, hasta en sueños.
Escapa el silencio de tanta jerga,
un batiburrillo de fonemas,
pidiéndome artículos, calificativos,
historias, poemas y versos.
Y yo,
desnuda de imágenes,
rota de vivencias,
tapando las cicatrices de mis excesos,
enloquezco buscando en el baúl de mi vida,
el raído diccionario de la lengua,
que no pude estudiar.



Imagen: Google 

sábado, 24 de marzo de 2018

UNDERGROUND



No estoy ni alegre ni triste,
tampoco indiferente,
ni tan siquiera perpleja.
Los avatares de la vida,
son como las modas,
abocas el baúl de hace años,
y estás otra vez a la última.
Y así nos va ahora,
"a la última, como si fuera la primera",
pero no es la primera, todo se repite.
Nada es nuevo, ni tan siquiera,
lo que parece inusitado,
por eso no estoy ni triste ni alegre
aunque tampoco indiferente.
Este vestido ya lo vi en otro "pase de modas"
no pregunté el precio,
lo sabía de antemano,
demasiado para mi sueldo,
excesivo para mi gusto,
rígido para mi talante.
Nunca me lo puse,
pero tuve que pagarlo
durante muchos años y a plazos.

imagen:Barbara Klemm

viernes, 23 de marzo de 2018

EL RETO DE LUZBEL

En contadas ocasiones 
dejo que ese demonio particular
que me ronda a diario
moviendo la cola de, 

sus propuestas perniciosas, 
me muestre sus "valores", 
con ánimo de ver
si invierto lo que no tengo en ellos.
Me divierten sus propuestas
su manera de presentarme
aquellas maldades
que por el paso del tiempo
él, no se ha percatado
han quedado obsoletas.
Hoy me ha entrado Luzbel
en el cuerpo
ese que sin ofrecerte nada
te mira y sonríe
la ironía en su rostro perfecto
es tan dañina como el áspid
preso en sus pupilas.
Escribo mirándole
también sonrío
me admira su inteligencia
me arroba su belleza
esa paciencia que retó a su propio dios.
Ambos padecemos la misma enfermedad.
Absurdos soñadores
pretendemos amar,
más allá de lo amado
Carentes de medida
nos medimos sin perdernos de vista.
El o ella, que cualquier forma toma
cruza sus ojos entornados
con los míos
en busca de un cansancio
para clavarme el veneno
del desamor,

esperando con ansias, 
año tras año que seamos iguales. 


imagen: google 

jueves, 22 de marzo de 2018

UNA



Una piensa y duda,
duda de lo que le han hecho creer
y tiembla.
Una espera que algo se mueva,
pero todo permanece igual,
sólo ruedan las ruedas.
Una sabe lo que ignora,
pero todos son muy cultos,
avaros del conocimiento,
se niegan a dar parte de su cultura.
Una sabe que todo permanecerá,
sabe que no se mueven,
quieren salir en la foto.
Y se cansa de ser una,
y se rebela,
y se sale de la foto,
y la llaman snob,
y la marginan,
y sigue moviéndose,
entonces,
una escribe sobre el aire,
y algunos la miran indiferentes,
y algunos leen lo que una escribe.
Una no ignora que ha llegado a la pared,
que toca fondo y aún así...
escarba dentro de una para
ver si hay salida por allí abajo,
y busca,
y grita,
y se afana por ser algo más,
y sabe que es difícil ser,
y se pregunta
¿Para qué tanto esfuerzo?
y no tiene respuesta.
Una regresa y vuelve a esperar un movimiento,
pero no se mueven,
es mejor estar ahí mirando,
y a una le sorprende un ligero movimiento,
se le mueven las lágrimas,
aunque está estática,
marmórea, cincelada,
por la escarpia de la indiferencia.
Repica una sola campana,
una sola vez, por una,
y se la llevan,
la trasladan a otro lugar,
y la ponen sobre otra fuente,
para que se paren sobre una,
las palomas y el silencio.
mabel escribano
d.r.
imagen: Valerie Jardin

martes, 20 de marzo de 2018

CALIFICATIVO

Penumbra y silencio,
éste vivir sin acentos en los brazos,
lejos de los imperativos,
que nos mandan y desnudan,
lanzandonos al abrazo.
Penumbra de no tocarte,
silencio de no escuchar,
tus labios en mi boca.
Esta gramática amorosa,
sin cuadernos,
donde volver a practicar,
la caligrafía de nuestras caricias,
ni conjugar los plurales,
del mutuo placer.
Penumbra rota,
por la tímida luz de una esperanza,
nacida en tu sonrisa abrazada a la mía
atadas con el lazo del hermoso
calificativo que en el análisis,
nos llama "enamoradas".

imagen: google 

NIEVA

Nieva,
tiritan los tejados,
cambian su ropa
por el blanco impoluto,
el frío congela las ventanas, 
llenándolas de vaho,
haciendo invisible el exterior.
Nieva,
mientras yo ardo en ti,
pensando en ti,
rememorándote.
Ahí fuera...nieva.



imagen: La Vanguardia 

viernes, 16 de marzo de 2018

AFINAME

Afiname el alma,
tócala y dile,
que se acople a la tuya,
porque no quiero escuchar,
esta música sin ti.
Dame el compás con tu mirada,
de una manera loca,
para cantarte cuando no te veo,
no quiero ser sensata.
Vuélveme noche al mediodía,
dame el sol nocturno,
la playa sin arena,
dime que el martes fue,
día treinta y dos de febrero,
en el almanaque de las nubes,
en las que hicimos el amor.
Entona los latidos de mi corazón,
que anda con cuatro horas de adelanto,
por la gracia de quien quiere,
que no te quiera al mismo,
ritmo que las estrellas,
las gaviotas y las olas.
Atipla estas manos,
que te buscan cada noche,
entre mis piernas y mi almohada,
y duérmete conmigo,
entre el blues y el jazz.
Sigamos el ritmo,
entre mis brazos y tus senos,
la armonía loca de nuestra vida,
en esta música que nos negamos,
a escuchar la una sin la otra.
Amor apasionado,
borrasca,
desbordada locura,
espacio desde donde,
vivo pidiéndote me modules,
con un beso, amor mío.


Imagen: Google 

DÍAS

Hay días tan cansados
que amanecen sentados
en el sofá de la desidia.
Días de nadie,
anodinos y parcos en todo.
Me asomo con miedo.
Temo caer en la espiral del
¿Para qué?
La respuesta es un bostezo
y el bostezo, un dejarse llevar
sin pensamiento alguno.
Hay días que nacen
debajo de la alfombra
llenos de pelusa,
estornudando deseos
fuera de sí.
Cierro los ojos para no mirarlo
para no mirarme
porque dejo de ser yo
y soy el estornudo de un ácaro
la pelusa de un abrigo
guardado en el invierno sin limpiar.
Soy cualquier cosa
menos quien soy.


Imagen: Google 

TIEMPO


Una se marcha
el tiempo pasa
entra por los ojos
distorsionando los hechos.
Y el regreso es un imposible
porque no recordamos
el nombre de la calle,
el número y si era esa la puerta,
Tan sólo recordamos,
el color de su pelo
el tacto de su piel,
la belleza de su sonrisa,
la dulzura de su voz,
y el olor de su sexo,
aunque, posiblemente,
eso no sea exacto.
Llamamos al piso de la pasión
en la memoria,
un sentimiento vecino,
nos dice que se ha ido
a buscar por su cuenta
el pájaro que la hizo volar tan alto
sin una sola pluma.
Y gritamos pidiendo al amor
que nos acompañe en su busca,
y el amor se vuelve sordo
y ciego
y no huele ni el mar siquiera
y todo parece estar del revés,
pero eres tu, o yo,
o somos las dos,
que hemos perdido
lo que creímos ganar al amarnos.
Pero nos fuimos,
no importa quien se fue primero
el tiempo pasa,
la vista flojea, y tú te preguntas
si seré yo, esa que te mira
mientras yo me pregunto
si serás tú esa que me está mirando.


imagen: google

viernes, 2 de marzo de 2018

TEDIO

Hay días que se suicidan, 
lanzándose por la ventana del aburrimiento.
Tal vez de su muerte, 
broten de forma inesperada,
algunas emociones,
emergiendo del asfalto sangriento
del bostezo.

imagen: google

martes, 27 de febrero de 2018

HAMBRE

Cuatro paredes desnudas,
hambre de ti,
de mi,
de nosotras.
Un visillo rasgado,
sobre el borde de la ventana,
aquel pedazo de historia,
escrito a cuatro manos,
a dos bocas,
unidas por un beso.
Un olor a cocina,
levantándonos el hambre,
dos risas bajo las sábanas,
mientras el jazz sonaba,
las grietas del techo,
simulaban, nubes desportilladas
de pintura blanca,
acariciadas por nuestras miradas.
Revueltas entre las sábanas,
oliendo a sexo,
riendo como criaturas,
nos levantamos, con hambre.

imagen:AdminKatja Burkard

lunes, 26 de febrero de 2018

EL ARTE DE DESNUDARSE

Es difícil desvestirse,
quitarse la costumbre
de andar cubierta de todo.
Me cuesta quitarme la ropa,
o la ropa no quiere dejar
que muestre mi decadencia.
Y aún así,
me siento ufana de mis arrugas,
cierta en la flacidez de mi carne,
porque no hay desgaste sin uso,
o sin abuso y yo, lo he vivido casi todo.
Un envoltorio de timidez,
apenas abierto,
sin lazo ni etiqueta,
me impidió ser una aventurera,
de desnudo insinuante,apenas intuido.
Es éso entre otras muchas cosas,
lo que de ella me enamora,
cierta forma de quitarse,
la ropa del cuerpo.
Amo ese desnudarse,
lento y tranquilo, mirando a los ojos
sonriendo con picardía, frente a,
la pobre agitación de mi cuerpo,
que pese a la dificultad,
no tarda en desprenderse de sus miedos,
quedándose desnudo frente a su belleza.
Imagen: Umberto de Jesús

sábado, 24 de febrero de 2018

JAULA

Mientras miro las horas,
llueven sobre el asfalto,
los días que mueren,
sin ser usados.
El tiempo hace prisión,
enjaulando mis sentimientos,
tormento enloquecedor, ya inventado.
Cae sobre mi mente,
segundo a segundo la ausencia,
perforando mi razón.
¿Ayer era verano?
¿Eras tú quien besaba mi cuerpo?
No estoy segura,
tal vez la fantasía se ha llevado,
mi realidad tras el sueño.
Hoy, aferrada a los barrotes del tiempo,
pienso en blanco y negro,
perdida en las sombras,
de los últimos versos,
que escribí en la pared
de mi jaula.

imagen: Nefel i Bata